Algo se está cociendo en la provincia de Huesca

Algo se está cociendo en la provincia de Huesca
30/03/2018 BodegasSalas

Vignerons Independientes de Huesca

Mientras disfruto de una copa de Zinca Tinto 2016, vino tinto fermentado en tinajas de barro y envejecido en barricas de roble durante 12 meses, os quiero presentar uno de los proyectos más interesantes que ha surgido en la provincia de Huesca, se trata de “Vignerons Independientes de Huesca” promovido por Javier Buil, propietario de la tienda La Corona de Ainsa.

Para conocerlo en primera persona cogí el coche y me fui hacia Ainsa, allí conocí a Javier y delante de unas botellas de vino comenzó a explicarme en lo que consistía este proyecto. Así me explicó que alrededor de Vignerons se han reunido siete pequeñas bodegas con un perfil ecológico, muy pegadas al terruño y con el requisito de producciones menores de 40.000 botellas. Estas bodegas seleccionadas por este sello de calidad son : Edra (Ayerbe), Familia Estrada Palacio (Bespén), Clavería Barrabés (La Almunia de San Juán), Sers (Cofita), Bodegas Bal Minuta (Barbenuta), Bodegas Alodía (Aldahuesca) y el Vino del Desierto (Lanaja).

Cada una de estas bodegas tienes sus peculiaridades, desde los diferentes paisajes en los que se cultivan los viñedos , que varían desde los 450 hasta los 1200 metros de altitud, pasando por la variedad de terrenos, y por las diferentes variedades y formas de realizar el vino, que dan resultado a unos vinos muy diferentes y originales. Así según nos cuenta Javier podremos degustar vinos realizados en Lanaja, situada en el Desierto de los Monegros con tierras arenosas y de cascajo, de vinos de la Familia Estrada Palacio situados al pie de la Sierra de Guara  de suelos arenosos , o de vinos de la Bodega Bal Minuta con una de las viñas más altas de la Península Ibérica.

Así la Corona de Ainsa acogió durante unos días a enólogos, sumilleres, metres para realizar la primera cata de los 33 vinos presentados inicialmente por las distintas bodegas que participan en el proyecto de Vignerons. De estos 33 vinos, 25 superaron dicha cata los cuales son vinos Km0, que tienen su propia personalidad , y nos muestran unas características diferenciadoras de los maravillosos vinos que tenemos en Aragón.

Algunos proyectos y personas ya los conozco, a las demás espero ir conociéndolas pero de lo que si que estoy seguro es que el amor que sentís por vuestra tierra, la ilusión con la que habláis de vuestros proyectos, del amor que sentís por el mundo del vino … va a hacer que triunféis con vuestro proyecto Vignerons.

De igual manera no quería terminar este post sin dar las gracias por el trato que me dispensó Javier en su tienda delante de unas botellas de vino. Muchas gracias por esta primera conversación que espero que no sea la última.