Mejores vinos para carnes blancas

Elegir con los mejores vinos para carnes blancas no es tarea fácil. Mientras que no hay duda de que las carnes rojas combinan estupendamente con vino tinto, como un Pinot Noir o un Merlot, las carnes blancas crean mayor confusión entre aquellos que no acostumbran al maridaje entre comida y vino. Debemos tener en cuenta el tipo de carne y la receta con la que ha sido cocinada. Entre las carnes blancas encontramos el pollo, conejo, cerdo, pescado o ternera. A continuación, os damos la fórmula perfecta para acompañar la carne blanca.

vino carnes blancas
Vinos para carnes blancas

Mejores vinos para carnes blancas

Cada vez son más los que se decantan por platos de carne blanca, ya que son usualmente más saludables que los de carne roja y más suaves. Maridar este tipo de carne con vino blanco ayuda a potenciar los sabores del plato y a crear una mezcla perfecta para los comensales. Sin embargo, no todos los platos son iguales y, por ello, elegir los mejores vinos para carnes blancas depende del tipo de ingredientes que vayamos a utilizar. 

Vinos para carnes blancas suaves

Chardonnay

Las carnes blancas, como el pollo, pavo o pularda, acostumbran a tener un sabor suave y ligero, por lo que es mejor acompañarla con un vino de características similares para potenciar sus propiedades. Una opción excelente para este tipo de carnes es el de uva tipo Chardonnay, variedad procedente de la región francesa de Borgoña y cuya popularidad es cada vez mayor entre los adeptos al vino.

Pinot

Otro tipo de vino blanco que podemos considerar para acompañar a nuestro plato de carne blanca es el Pinot Grigio o Pinot Gris. Este vino con aroma frutal resulta óptimo para maridar con platos de pasta, pero también con carnes blancas como el conejo, cordero o cerdo, además de pescados como el salmón o el atún.

Garnacha Blanca

Con aroma a flores frescas y con notas de frutas blancas y fondo maduro, es un vino fresco que acompaña a la perfección a pescados y comidas asiáticas, así como a platos de pasta, verdura o arroces.

Moscatel

El moscatel es un vino suave, elegante, goloso con buen equilibrio frescor y dulzor. Su suave dulzura y su gran frescura resulta un vino ideal para platos de pescado y marisco. También resulta apropiado con sopas frías y platos orientales poco especiados.

Albariño, Godello y Treixadura

Su variedad de uva lo hace un vino con mucho carácter, sabroso, fructoso y equilibrado. Este vino tiene un maridaje muy versátil, combinando bien tanto con carnes blancas como con todo tipo de pescados y mariscos.

Verdejo

El vino verdejo es de un sabor inimitable, fresco y equilibrado con una buena acidez y un acentuado tono amargo. Su combinación con la carne blanca es una apuesta segura, así como pescados azules, mariscos e incluso quesos frescos. 

Gewürztraminer

La uva Gewürztraminer, de origen europeo y predominante en zonas frías, es exuberante, delicada y muy, muy aromática. Con una amplia paleta de aromas, en boca resultan frescos y ligeros, pero muy bien estructurados. Es un vino excelente para maridar con carnes blancas como el pato y el pollo, elaborados con hierbas, especias, etc. También va muy bien con pescados de agua dulce, quesos fuertes y curados y postres de todo tipo.

Mejores vinos para carnes blancas picantes

Sauvignon Blanc

Como hemos dicho anteriormente, no todas las carnes blancas son iguales ni su preparación es la misma, por lo que resulta obvio que el maridaje perfecto difiere entre ellas. Aquellas recetas de carne blanca picantes, como el pollo a la pimienta o al curry combinan mejor con aquellos vinos que suavicen el sabor picante que el plato pueda dejar en la boca. En este caso optaríamos por la Sauvignon Blanc, una de las uvas blancas más importantes del mundo originaria de la región francesa de Burdeos. Este tipo de vino también se cultiva en Francia, Chile o España, destacando la D.O. Rueda y las Bodegas Monte Odina.

Riesling

Si el plato a maridar es una carne ahumada o con salsas agridulces y sabores fuertes, otra opción a considerar sería un Riesling, vino blanco alemán que resaltará la acidez del plato creando así una combinación exquisita.

Merlot

Aunque el vino blanco es la clara elección para el maridaje con carnes blancas, no debemos tampoco olvidar el vino tinto. Recetas de pollo asado, al carbón o a la barbacoa, así como aquellas recetas con tomate o al ajillo, pueden ser complementadas con un vino tinto como el Merlot, de grado elevado y ligeros afrutados y especiados, que combinan con las recetas recién comentadas.

Syrah

Este tipo de uva es una de las variedades más antiguas de las que se tiene registro. Muchas veces unida con Merlot, este vino tinto también es una estupenda elección para combinar con carnes blancas, así como rojas asadas o a la plancha y guisos no muy condimentados. 

En el mundo del maridaje hay recomendaciones, pero no reglas. Aunque las combinaciones expuestas de los mejores vinos para carnes blancas son las recomendadas por los expertos, no hay que tener miedo a experimentar y combinar la comida con diferentes tipos de vino. Uno de los placeres de la cocina es experimentar con los ingredientes y sus elementos, y no hay mejor elemento en una comida que el vino que la acompaña.

Comprar vinos para carnes blancas online

En la web de Bodegas Salas puedes comprar de manera online una gran variedad de vinos para disfrutar junto a tus mejores recetas. La tienda online de vinos de Bodegas Salas entrega a toda España y con una entrega rápida de 24-72 horas. Esperemos que este artículo sobre los mejores vinos para carnes blancas te haya sido de utilidad y pongas en práctica lo aprendido para un maridaje excelente.

También te puede interesar: